sábado, 12 de junio de 2010

Educación para una cita


Sabiendo que no iba a salir bien, pero aun así no se puede tirar la toalla, ¿cuántas veces le habían dicho que no se puede descartar a nadie...?
Con educación exquisita, perfecto, no fuma ni bebe y con una moral alta...pero antetodo hombre.
Como todos buscaba una noche de sexo, nada más. Ni siquiera era guapo, tampoco gusta pero y tú...¿puedes exigir algo?
Ningún tipo de halago, simplemente un comportamiento cortés previo a su objetivo.
Tras acabar la noche no has vuelto a saber de él ya que tampoco encontró una media naranja ni mujer con la que quiera hacer proyectos de futuro.
Ha querido lo que todos, pero sin hacer daño...Uno más en la lista que recordarás por su delicadeza y educación.
¿No podría ser siempre así?

2 comentarios:

Ŧirєηzє ✿ܓ dijo...

ay ...multiplica esto por mucho...multiplicalo por años...y enntonces me sonara aun mas...

cosas de la vida..'¡¡¡

un abrazo mafalda

jorge dijo...

Solo le veo un fallo.

Que no volviera a dar señales de vida.

Lo demas correctisimo cuando todo el mundo sabe las reglas del juego.