domingo, 17 de enero de 2010

Y decir que te quiero

Eran muy niños cuando empezaron, tanto la quería, era la reina, su musa. Su aire, su espacio, su tiempo, construyeron su casa, no era casa, era un hogar. Pero viendo crecer sus hijos, llegó el final de nuevo... ¿Cuántas veces más se van a separar? Hoy su casa era casa, no hogar, a la vuelta encontrará su frialdad, su soledad. Rezo nuevamente por vosotros para que os volváis a unir... Esta vez para siempre.
video

No hay comentarios: