sábado, 10 de julio de 2010

After that

No importa cuanto tardes en abrir los ojos siempre y cuando llegues a abrirlos, no importan las veces que te equivoques mientras que puedas aprender de tus equivocaciones, no importa el tiempo que pierdas haciendo cosas que no te lleven a un sitio concreto por que estos actos son los que al final te llevaran al lugar adecuado.
El proceso de la felicidad es lento y dificil pero tengo mucho tiempo, puedo decir incluso que toda una vida por delante.

2 comentarios:

Mayte dijo...

Y sin olvidar que la felicidad son solo momentos...un abrazo linda, bonito fin de semana. ;)

Ŧirєηzє ✿ܓ dijo...

hoy no sabia donde dejarte el comentario...
si en ese recuerdo a tu compi que "campamentea"...a las playas de cadiz...o a este pedazo de reflexión que nos planteas...

me gusta leerte.... eso si ...mucho mas que una siestecita mas bien corta...jejejjeeje