lunes, 18 de mayo de 2009

Difícil al expresarme...


Hace unos meses le brindé mi amistad a una persona. La conocí por casualidad en un chat, yo normalmente cuando agrego a alguien en el messenger no le suelo prestar mucha atención, no porque la persona en sí no lo merezca, sino porque ya son muchas millas de internet y al final todos hablamos de lo mismo, la conversación comienza por expresar casi un completísimo curriculum vitae personal, terminando por hablar del tiempo que hará o hizo el fin de semana....algo parecido a lo que nos ocurre cuando nos encontramos algún vecino en el ascensor que al no existir tema de conversación se termina hablando de la predicción del tiempo meteorológico, ya que es tema neutro y no se pecaría de poder herir la sensibilidad del oyente al realizar el feedback del mensaje transmitido.
Sin embargo...con esta persona desde un primer momento hubo tema de conversación, me gustaba hablar con ella horas y horas...nos contábamos nuestras cosas más íntimas aquellas que se piensan pero no se tiene la confianza suficiente para transmitirlas, era increíble pensar que hablaba con mi conciencia....con mi Pepito Grillo, y yo pensaba que a esta persona le pasaba lo mismo conmigo.
Me gustaría creer que había una cierta química que era lo que nos llevaba a expresar con naturalidad del día a día lo acontecido. Con 40 años ya se viene de vueltas con las carretas y se tiene cierta madurez para no pensar en príncipes azules, quiero decir con esto que por mi mente no pasaba un loco enamoramiento real a 800 kms. de distancia, ni tan siquiera ficticio, por el contrario me hacía ilusión que llegara la hora de nuestra intermitente conversación al creer haber encontrado alguien que te escucha y oyes a la que le transmites inquietudes y te ofrece consejo desde la aportación de una mano amiga.
El caso es que por la confianza en la que creo nos hallábamos, comenzamos a facilitarnos nuestros móviles, blogs, e-mails...etc.
Una vez quise que reaccionara y entendiese a través de un mensaje borde al móvil lo fácil que resultaba manipular a una persona y llevarla a mi terreno, pero entiendo que no supe transmitir este mensaje...a partir de aquí se rompió todo...
De forma paulatina, me cortó los mensajes al móvil, posteriormente el messenger y anoche a su blog...
Expresé por privacidad a través de mensajes instantáneos en su messenger ya que lo seguía observando desde la distancia con la tristeza de haberlo perdido que no me gustaba lo que escribía en su blog porque desprendía un estado anímico bajísimo, muy triste y que pasara la página a ciertos problemas, a mi parecer sentimentales en los que estaba anclado....pues nuevamente fui "difícil al expresarme", ya que lo que yo hice desde una privacidad, he obtenido la respuesta en su blog público, en él aparezco inclusive como maniática, es cierto que pueda tener mis propias manías, como todo el mundo, pero en este tema sinceramente, me examino y no lo soy.
Desde aquí vuelvo expresar mi dolor al comprobar como se han ido trasgiversando los mensajes emitidos y como desde hoy, ya y ahora definitivamente soy yo la que tiro la toalla y me retiro para siempre.
Simplemente decir...te deseo lo mejor para tu futuro desde Sevilla. Un beso Barcelona.



video

No hay comentarios: