viernes, 10 de julio de 2009

Se escapan los años, también la vida




Qué verano más extraño!, Primer verano que no tengo vacaciones en julio, primer verano que no tengo ilusión por irme al Puerto, primer verano que mis hijas no se van con mi madre en el mes de julio a la playa, primer verano sin jornada partida, primer verano sin intención de salir....


Mis hijas están creciendo y yo me siento cada vez más vieja, noto como me empiezan a salir arrugas por la cara, tengo ya las clásicas patas de gallo de cuarentona que no tienen retroceso ni con la mejor crema antiarrugas que puedas encontrar entre las firmas de comésticas más caras...y el tiempo no se para.


Mis hijas se me van por otros derroteros este verano, mi gordi mañana al campamento con las monjas una semana y Ale a Benalbeach otra semana, esto está cambiando de una forma tan brusca que me hace pensar que con la edad que tengo no he madurado amistad alguna ni con amigas ni con hombres, me siento sola, vieja, irascible y aburrida de todo y por todo.


Debería pensar un poco en mí, pero el egoísmo no entra en mis planes, ellas son mi eje y aun las veo pequeñas, sin madurez alguna para poder llevar su timón.


¡Qué verano más extraño! Y si aprendo croché y empiezo unas cortinas de 3 x 8 metros para el salón? Mientras tejo no pienso...Lo mismo no es mala idea. También me puedo apuntar a ver alguna telenovela. Eso es sí!!!! ¡Qué grandes ideas acabo de tener hoy!


video

No hay comentarios: