viernes, 5 de febrero de 2010

Vacío

Estos días, me encuentro sola en casa, noto como poco a poco mis hijas van creciendo y tomando rumbos distintos, será porque Ale está de exámenes y lo que no hizo en navidad ahora se quiere comer los libros en dos semanas, hay días completos de biblioteca, la facultad de derecho queda lejos de casa por lo que si viene a almorzar pierde un tiempo que es oro en una cuenta atrás para los exámenes, otros empalma días enteros porque se quede a dormir en casa de su novio, su ausencia se nota, es un vacío grande, y me he planteado que no es cierto que queramos vivir en soledad y lo mala que puede ser si no estamos acostumbradas a vivir con ella. Ahora es cuando me he vuelto a plantear cómo será mi vida dentro de 10 o 15 años cuando vuelen del nido familiar... Nos llevamos toda una vida alrededor de los hijos, sin hacer cosas que realmente nos gustan porque por las ocupaciones laborales y familiares no las hacemos, pensando que cuando sean mayores tendremos tiempo para todo, pero lo cierto y verdad es que dentro de 15 años serán 60 los que tenga y casi más de media vida vivida sin haber hecho nada, entonces con las nuevas medidas del Gobierno seguiré trabajando y cuando llegue a casa encontraré 4 paredes, ni siquiera estará Luna, mi gata...¡Qué triste! ¿No? Creo que llega el momento de aprender baile de salón, tangos, taichi y prepararme para cuando llegue el momento sea una vieja moderna para montarme en los autobuses de tercera edad-mataviejos, a cualquier sitio donde por un módico precio te haces un montón de kms. arriesgando tu vida en la carretera, para venderte un robot de cocina, una multipropiedad o un audífono...¡¡¡Menudo panorama!!! A lo que me niego es a aprender hacer punto, encajes de bolillos o ganchillo.
video

No hay comentarios: